Examen YLE A1 Movers de Cambridge

Los exámenes Young Learners English (YLE) son pruebas de evaluación de nivel diseñadas para niños y preadolescentes, desde los siete a los doce años, que tienen la finalidad de motivar y dar reconocimiento a los logros en el proceso de aprendizaje de inglés, de una manera divertida.

Están pensados para fortalecer las destrezas de niños que ya llevan unos años estudiando este idioma, de manera que puedan continuar haciéndolo motivados, para que adquieran mayor confianza en sí mismos frente al examen, y para desarrollar sus destrezas de expresión oral y escrita.

Dispone de tres niveles, el Pre A1 Starters, el A1 Movers y el A2 Flyers.

YLE A1 Movers se compone de las siguientes partes

En cada uno de los tres niveles que encontramos en los exámenes YLE hay tres partes donde se evalúan las destrezas o habilidades lingüísticas básicas:

 

Starters (Pre A1): El examen YLE Starters se compone de 20 minutos para el apartado de lectura y escritura, otros 20 minutos para la sección de comprensión auditiva y 3-5 minutos para la evaluación de la expresión oral.

Movers (A1): Este nivel contendrá 40 minutos dedicados a la lectura y la escritura, 25 minutos en los que se medirá la comprensión auditiva y 5-7 minutos para la parte de expresión oral.

Flyers (A2): El examen más avanzado contendrá 40 minutos de ejercicios de lectura y escritura, 25 minutos de trabajo de comprensión auditiva y 7-9 minutos para demostrar nuestra expresión oral.

 

Los exámenes presentan evaluaciones muy completas y abarcan las cuatro destrezas (Reading, Writing, Listening y Speaking) que debe comprender el proceso de enseñanza y aprendizaje de una lengua. Las pruebas están elaboradas por profesionales especialistas en lengua inglesa de Cambridge English.

El diseño es muy atractivo para así despertar el interés de los pequeños y que la presentación del examen sea una experiencia positiva y divertida, con lo que se fortalece la autoconfianza.

La puntuación consiste en obtener el mayor número de escudos (por ejemplo, cada destreza consta de cinco escudos) en el examen, que se verá en su certificado YLE, ya que en estos exámenes no hay niños aprobados o suspendidos, sino que todos los niños reciben un certificado para celebrar sus esfuerzos y sus logros.

Con un resultado global de 10 u 11 escudos, podrán pasar el siguiente examen YLE. Con la salvedad del Flyers, ya que en este caso el siguiente examen será el KET for Schools.

Asimismo, existe la posibilidad de presentar el examen en colegios autorizados. Solo es necesario seleccionar el nivel correcto, así como cubrir la cuota y estar atento de la fecha del examen.

El alumno deberá realizar tareas y actividades correspondientes al nivel YLE de la prueba. Tanto el nivel Starters Pre A1 como el Movers A1 y el Flyers A2 comprenden diferentes partes, tareas y actividades. Por ejemplo, el nivel Starters Pre A1 contiene:

 

a) Comprensión auditiva: esta primera parte, corresponde a una tarea de relacionar nombres con personas y a una actividad de trazar líneas, escribir nombres y números, o marcar casillas.

b) Lectura y escritura: al principio, se deberá decidir si los dibujos corresponden con las palabras que los acompañan, para lo que habrá que marcar cada uno como correcto o incorrecto.

c) Expresión oral: en este caso, se deberán encontrar y señalar una serie de objetos en un dibujo.

 

Así se realizan las pruebas sucesivamente en cada nivel, de manera que estas partes, tareas y actividades se correspondan y vayan incrementando el grado de dificultad, sin perder la experiencia positiva y divertida que caracteriza a este examen pensado para los niños.

Cómo prepararse para un examen Young Learners (YLE)

La realización de cualquier examen implica siempre cierto nerviosismo o, al menos, la expectativa de un momento para el cual hemos invertido tiempo, esfuerzo y dedicación. Por eso, nunca están de más algunos consejos para afrontar mejor el día del examen, independientemente del nivel al que se vaya a presentar el alumno:

 

– Uno de los primeros aspectos a estudiar es el vocabulario, así como la correcta escritura de las palabras que componen un glosario.

– Hay que utilizar de manera correcta la gramática. Por ejemplo, si se trata de los verbos, «to go», conjugar los tiempos presente simple y continuo: «I go», «I am going», etcétera.

– Se deben distinguir las clases de palabras, por ejemplo, si se trata de las preposiciones, saber cuál usar para relacionar personas y objetos en las gráficas o dibujos del examen.

– Otro buen consejo es realizar exámenes de prueba. Por ejemplo, es posible ver videos de la prueba de expresión oral, así como leer los comentarios del examinador en esta prueba y hasta descargar el libro ilustrado para cada nivel.

Young Learners (YLE) de Cambridge, el examen preferido por los padres

Miles de padres eligen este examen para sus hijos, ya que es una evaluación muy recomendable, tanto por el reconocimiento internacional como por la manera en que se encuentra diseñado. Es muy adecuado para motivar el aprendizaje de los niños en el idioma inglés.

Así que ya sabes, si quieres motivar a tus hijos para que aprendan, estudien y consigan certificar su nivel de inglés con el Young Learners (YLE), a continuación, puedes consultar las fechas y lugares disponibles para realizarlo.