Técnicas para aprender un idioma a través de películas

28 ago. 2020

#idiomas #consejos #Formación

Técnicas para aprender un idioma a través de películas

Aprender un idioma a través de películas es un método muy apreciado, porque en cualquier idioma existen películas brillantes. El primer aspecto positivo que nos encontramos es que lógicamente al estar destinadas a hablantes nativos, contendrá un lenguaje auténtico, es decir, normalmente las películas modernas tienen un lenguaje que es el que usan la gente que va a ver las películas. En este artículo intentaremos detallarte todos los beneficios que aporta aprender idioma teniendo por soporte las películas en el idioma que has elegido

Algunos detalles convenientes de tener en cuenta

− Para que puedas extraer el mayor provecho a las películas, tienes que estar atento a su contenido visual, muchas frases, muchas palabras que no hemos podido captar, bien porque no la hayamos estudiado, bien por su rapidez.

− También un gesto, una circunstancia, pueden darte pistas para no perder el hilo, además de ayudarte a retener esa nueva palabra o frase. Desde el comienzo has de estar atento porque según las circunstancias, también serán las expresiones que utilicen.

Errores que puedes cometer viendo películas

− No suele dar buen resultado, porque aún no estás entrenado para ello, ver desde el principio películas sin antes no haberte acostumbrado a ver series cortas.

− Procura empezar por cortometrajes, capítulos de series, etc. que estén subtitulados y por supuesto que sean del nivel que tienes. Esto no te resultará difícil, porque los hay de todos los niveles.

− Se da con demasiada frecuencia que los estudiantes de idiomas seleccionen películas con el único criterio del gusto, es decir, prefieren lo que les gustan sin tener en cuenta que el nivel de dificultades que tiene la película pueda ser superior a su propio límite: Por ejemplo, una película temática, si es científica, emplearán términos científicos que se escapan a tu nivel; las policíacas tendrá un lenguaje también técnico. Busca las películas adecuadas a tu nivel y a la misma vez que satisfagan tus gustos.

Soluciones para el desánimo

Para que no cunda el desánimo como consecuencia de ver una película de largometraje y al final, haber entendido muy poco, existen maneras de proceder que te van ayudar a dejar a un lado el pesimismo, que podría poner fin a tus estudios:

− Lo más sensato es dividir la película en varias partes pequeñas, así evitarás sentirte agobiado, porque es muy probable que aún no estés lo suficientemente preparado para estar dos horas seguidas, pero, probablemente, sí puedes ver trozos de diez minutos, o una escena, por ejemplo, tantas veces hasta aprenderla bien. 

− Trocear la película te facilitará la escucha, también te dará el beneficio de trabajar mejor al necesitar menos tiempo. 

También, los impacientes que desean aprender de inmediato suelen caer en el grave error de creer que escuchar es facilísimo, lo cual al final le hace sufrir la decepción y la desmotivación, por ello hay que establecer metas alcanzables, pues tienes que tomar conciencia de que comprender una lengua extranjera lleva su tiempo, pero todo llega y también el momento en que entenderás una película entera.

La comprensión del lenguaje

Entender a los nativos de la lengua que estás estudiando, aunque lleves ya un tiempo, no es tan fácil como queremos, pero hay que ser constante y llegará el momento en que lo entenderás todo, por eso, no decaigas, si todavía no entiendes mucho de una película.

Continúa en tu empeño y lo lograrás, porque escuchar, escribir y hablar en otro idioma son pericias desiguales, al ver una película puede que avances más en una de estas habilidades que en las otras dos, solo el esfuerzo es lo que te sirve en este reto, para lograr que las películas se conviertan en una práctica lingüística total.

Pero para comprender y asimilar el lenguaje debes llevar a cabo a la misma vez el hablar y el escuchar y participar. No es mala idea intervenir en el coloquio de los artistas, hablándoles, dándoles consejo. La comprensión del lenguaje es una actividad práctica de participación activa y no pasiva.

La utilización de los subtítulos

Al parecer todos los fenómenos de este mundo tienen su justa medida y apoyarse en los subtítulos también la tiene. Es frecuente que cuando uno se ensimisma leyendo los subtítulos, sin que se dé cuenta termine leyendo de una sola vez la película entera, y ya no surte el efecto que se espera de este método.

Es aconsejable alternar trozos de visualización con los títulos activados y también desactivados, después escucha la escena completa y verás cuanto has comprendido. Una vez hecho esto, vuelves a activar los subtítulos y verás cuantos aciertos tuviste, ahora sería el momento de volver a desactivar los títulos y comprobar cuanto entiende ya.

Aprender con películas en colectivo

El estudio en colectivo de un idioma es una excelente idea, porque se entabla discusiones sobre películas, que cada uno ha visto por su cuenta, o bien puede hacerse un club para verlas en conjunto, de ambas manera, son pasos hacia adelante para aprender en solitario. A tal fin, reúnes a unos cuantos amigos que estéis estudiando la misma lengua y elegís una película, un video, etc. Acordáis la película y la podéis ver juntos o cada uno en su casa, para después establecer un debate. Este sistema estimula a todos los participantes que intentarán extraer el máximo de jugo, para después en la discusión sentir el placer de que es capaz de explicar correctamente la película dada. Con ello obtendréis una excelente práctica de conversación.