Los motivos por los que estudiar italiano y obtener una certificación oficial

12 jun. 2020

#Italiano #titulo de italiano #telc Italiano #CELI

Los motivos por los que estudiar italiano y obtener una certificación oficial

Actualmente, tener un certificado oficial de cualquier idioma se convierte en un plus para nuestro currículum, ya sea laboral como académico. Supone abrirte las puertas a nuevas posibilidades, a nuevas oportunidades. No todo lo hace un título de inglés; aunque parezca extraño, el conocimiento de la lengua italiana puede ser un elemento diferenciador en tu historial, posiblemente, el elemento que te permita conseguir ese puesto de trabajo, esa beca o esa posibilidad de viaje que tanto deseabas.

 

Cinco razones fundamentales por las que estudiar italiano

 

Entender el italiano como una lengua minoritaria o una lengua que como objetivo final no tiene muchas salidas, es caer en la trampa de la comparación. Cualquier lengua, si sabemos sacarle el partido que podemos, es un campo de posibilidades para sus estudiantes, el italiano no es menos. Estudiar italiano, el idioma del amor y la pasión, puede ser no solo una gran inversión a nivel profesional y académico, también puede ser una gran aventura a nivel personal. Personas, viajes, cultura, tradiciones… Todo ello de forma fácil, porque resulta que Italia es un país bien situado y comunicado con el resto de países del mundo y podrás visitarlo de forma cómoda y rápida. Las razones por las que estudiar italiano son muchas…

 

  1. Es una lengua con ciertas similitudes con el español, a nivel de vocabulario, lo cual te permitirá, especialmente cuando empieces, a entender de forma mucho más rápida que cualquier otra lengua y, por tanto, a desenvolverte y a avanzar a una rapidez que te motivará mucho para empezar. No caigas en la trampa de pensar que el italiano es igual que el español, porque no es así y te darás cuenta de sus dificultades y diferencias a la vez que vayas avanzando, pero el comienzo te resultará fluido.
  2. Es una lengua de la que seguro que dispones cerca varios centros de estudios con profesores nativos o buenos profesionales que podrán ayudarte en tu camino, es fácil de conseguir una academia en la que formarte.
  3. Si deseas trabajar y aprender por tu cuenta, en la Red dispones de todo tipo de material, al cual podrás acceder fácilmente, y con el que podrás formarte y avanzar en tus estudios de la lengua italiana.
  4. Como hemos visto antes, se trata de un país muy bien comunicado, podrás viajar desde cualquier parte del mundo, especialmente si te encuentras en España desde donde podrás llegar en un par de horas.
  5. La cultura es general es fascinante y sea cual sea tu área de interés, los italianos tienen historia y son pioneros: pintura, arquitectura, cine, moda, música, gastronomía…

 

Motivos por los que obtener un certificado oficial de italiano

 

Cuando empieces a interesarte por este tema y a preparar tu nivel oficial de italiano, comprobarás que dispones de distintas opciones de certificación, Plida, Cils, Celi…, entre las más reconocidas. Todas ellas, escojas la que escojas, son igualmente válidas, según tus necesidades y preferencias, y con todas te puedes beneficiar de forma segura.

Si aún estás en tu etapa universitaria o has vuelto a ella, en estos momentos tienes que saber que necesitas la certificación de un idioma para graduarte. El italiano puede ser esa opción estupenda, que bien certificado, te permita obtener tu título de especialista que hayas terminado. De esta forma, ya acabas tus estudios superiores no solo con la titulación, sino con la posibilidad de abrirte mundo y terreno por el conocimiento de una lengua tan demandada, aunque no lo creas, como es el italiano.

 

Como reto personal, el estudiar italiano se puede convertir en algo interesante, además de bonito. Abrirte a una nueva lengua supone abrirte a una nueva cultura, a nuevas relaciones, a nuevas posibilidades en todos los ámbitos que desees. Además, marcarte un objetivo y cumplirlo es una de las mayores satisfacciones que puedes tener como persona, y como hemos visto anteriormente, el italiano es una elección que te motivará y te resultará fácil de llevar.

 

Si deseas estudiar en una universidad italiana, o de algún país donde se hable italiano, estos certificados pueden ser la puerta de acceso. Roma, Milán, Florencia, Bolonia, Nápoles… Encontrarás universidades bastante potentes por todo el país que serán un amplio referente para los estudios que estés realizando, incluso para realizar las prácticas de formaciones más técnicas que así lo requieran.

 

Las multinacionales que hay en Italia y las que trabajan con Italia desde cualquier parte del mundo son muchas, de manera que obtener un certificado oficial de lengua italiana te abrirá muchas puertas a nivel laboral, con prestigiosas empresas y en buenos puestos. Será una forma de abrirte camino y de aspirar a tu merecido ascenso.

 

Viajar es uno de los placeres fundamentales del ser humano en la actualidad. Conquistar un país tan rico en posibilidades y tan variado como es Italia, sin perderte nada por no entender, es un regalo maravilloso que solo tú puedes hacerte. Italia es mucho más que las grandes ciudades que salen en todas las guías turísticas. Volverás impresionado de todo lo que podrás descubrir y de las bonitas experiencias que te llevarás si decides estudiar la lengua italiana y mezclarte con sus gentes, sus lugares, su cultura.

 

Por el simple gusto de leer un libro en lengua original, ver una película, documental, etc., solo por eso merece la pena estudiar una lengua tan rica como es el italiano. Podrás disfrutar de una inmensa manifestación cultural, con su plena riqueza y sin perderte nada. Es importante que el elemento «disfrute» forme parte de tu decisión; es decir, el estudiar italiano por tener ganas simplemente, porque sí y sin objetivos más allá de aprender y pasarlo bien.

 

 

Cómo organizarse y estudiar un idioma por cuenta propia

 

El frenético ritmo que la actualidad nos hace llevar a todos hace imposible a veces la posibilidad de sacar tiempo para estudiar idiomas. Sin embargo, debemos de ser conscientes de la gran herramienta de la que disponemos ahora, que nos permite adaptar las circunstancias a nosotros, a nuestras posibilidades y tiempos: Internet. Una buena conexión a Internet y un ordenador pueden ser los elementos fundamentales que hagan posible que estudies esa lengua que tantas ganas tienes, aunque de entrada te parezca imposible la conciliación de tareas en tu día a día. Eso sí, con tus ganas, tiempo y organización.

 

Consejos para organizarse en el estudio por cuenta propia de un idioma

 

La situación por coronavirus que ha paralizado al mundo entero este año 2020 ha hecho posible que se valoren muchos de los recursos de los que disponemos y que hasta el momento no habíamos sabido sacarle el máximo partido. La posibilidad de hacer muchas cosas telemáticamente y desde casa es la prueba de que si se quiere, también se puede estudiar una lengua por cuenta propia. Los recursos se tienen y es muy fácil acceder a ellos. Solo es necesario seguir una serie de pautas para organizarse y poder conseguir el objetivo deseado.

 

  1. Antes de empezar, márcate un objetivo de forma clara. Es decir, especifícate tú mismo qué quieres conseguir. Podría ser, si estás empezando, el nivel A1 de una lengua extranjera, por ejemplo, para actuar en consecuencia a tu objetivo y para dirigirte a ello y dar los pasos acertados, sin ambivalencia, y conseguirlo.
  2. Márcate un plan de trabajo en el cual tienes que comenzar por el tiempo disponible. Una empresa como esta requiere de dedicación, eso es necesario. Tú decides qué tiempo de calidad puedes dedicarle. Haz un plan por semanas de qué días puedes dedicarte a estudiar, cuántas horas esos días. Es totalmente recomendable que el tiempo de dedicación al estudio sea de calidad. Es decir, que puedas dedicarte completamente, sin distracciones, con plena concentración. Ya sabes que en ese tiempo lo único que tienes que hacer es estudiar, descansos necesarios incluidos, así es que debes de tomar conciencia plena de esto para preparar tu semana.
  3. Es fundamental que te marques, antes de empezar, una fecha para obtener los resultados, para llegar a la meta. Tienes que ser muy realista, ya que según el idioma, obtener un nivel puede llevarte más o menos tiempo, también dependerá del tiempo que le puedas dedicar. De entrada ponle fecha a tu plan y cuando comiences y entres en materia, haz las modificaciones pertinentes. Intenta que nada que no sea verdaderamente importante te impida conseguirlo en el tiempo marcado.
  4. Es necesario que dediques un tiempo a buscar material de estudio, ya que eso no tendrás que hacerlo cuando te sientes y comiences con tu plan. Por eso, es fundamental que hagas una buena búsqueda antes. Mira qué libros son los más aconsejables, diccionarios, lecturas, material adicional como películas, series, canciones, canales de tv y radio, etc. Busca durante un tiempo blogs de personas que te puedan ayudar, busca personas que ya lo hayan hecho y que puedan servirte como referente. Habrá mucho material que puedas conseguir en Internet para descargar y otro, puede ser, que tengas que buscarlo por otros medios.
  5. Organiza bien tu entorno de estudio. Es fundamental que te busques un lugar fijo para este objetivo y que lo acondiciones al máximo para que te transmita inspiración, concentración y toda la tranquilidad que necesitas para estudiar. Es fundamental un lugar donde estés cómodo y que te resulte agradable, donde no haya ruidos en el tiempo de tu trabajo y donde nadie te vaya a molestar.
  6. Recuerda que cuando estudias un idioma no se trata solo de memorizar la gramática. Una lengua extranjera, para dominarla, hay que trabajarla a otros niveles: comprensión lectora y oral, además de la parte hablada y la expresión escrita. Ten en cuenta que el material que has seleccionado tiene que servirte de base para todo eso y que todas las semanas tienes que planificarte el trabajo de cada una de esas partes.
  7. Es recomendable que toda la organización la tengas por escrito, que tengas tu plan semanal en una especie de horario o tabla, para que lo veas. El proceso de visualización es fundamental para la motivación y el avance en el estudio de una lengua extranjera. Ten un cuaderno en el que ir anotando posibles dudas, cosas que te surjan y que creas que necesitas, etc. Una guía que te acompañe así es fundamental y es beneficiosa.
  8. Busca aplicaciones que te puedan servir para aprender el idioma. Son una manera más divertida y amena de trabajar y de ir avanzando. Hay algunas que son muy lúdicas y podrás estudiar casi sin darte cuenta, lo pasarás muy bien.
  9. Busca intercambios, eso es algo que te ayudará a avanzar más rápido, a socializar y pasarlo bien mientras aprendes un idioma. Hoy puedes encontrar a mucha gente disponible para hacerlo, a grupos incluso. También de forma online, por si quieres hacerlo desde casa o no puedes salir tienes esa posibilidad. Practica sin miedo, acepta con agradecimiento las correcciones que puedan hacerte, es fundamental para avanzar y aprender una lengua extranjera.
  10. No te olvides de tener como herramienta fundamental de trabajo un diccionario. Busca uno bueno, mucho más si quieres estudiar una lengua hasta niveles superiores, aunque ahora estés empezando. Te ayudará a resolver todas las dudas que tengas, a avanzar. No te fíes de los traductores online, de no todos, porque algunos hacen traducciones automáticas sin tener en cuenta el sentido del texto, oración o palabra.
  11. Celebra tu logro. Una vez que hayas alcanzado tu objetivo, la meta, celébralo. Mereces por tu parte el reconocimiento del trabajo que has hecho. Por tu dedicación, por tu tiempo, por tu aprendizaje y superación, por el compromiso que has mantenido contigo, pero, sobre todo, por no haberlo dejado y haber llegado hasta el final.