Técnicas para memorizar vocabulario

20 jul. 2020

#Curiosidades #Exámenes

Técnicas para memorizar vocabulario

Ya seas estudiante de idioma por tu cuenta o profesor, este artículo te puede servir y dar nuevas ideas, también ideas para combinar con tu experiencia. Hoy queremos ayudarte con algunas técnicas de memorización de vocabulario en una lengua extranjera. Sabemos que todos los que se enfrentan al estudio de un idioma nuevo lo pasan a veces un poco mal cuando tienen que memorizar vocabulario. Pero no tiene por qué ser aburrido y tedioso, el memorizar vocabulario puede convertirse en un aliciente más para mejorar y aprender mejor una lengua extranjera.

Por qué es necesario memorizar vocabulario cuando se estudia una lengua extranjera

El dominar el mayor número de palabras y expresiones posibles en una lengua extranjera es lo que dará al estudiante posibilidad de seguir avanzando y de adquirir nuevos niveles en la nueva lengua. El dominio de un mayor número de palabras hará que el estudiante pueda entender y expresarse, tanto de forma oral como escrita, en muy distintas situaciones y circunstancias, y será lo que posibilite que se pueda comunicar con extranjeros en los distintos ámbitos. Cuanto mayor vocabulario se posea, más posibilidades de comunicación en ámbitos cada vez más específicos, lo que supone muchas nuevas posibilidades, como por ejemplo a nivel académico y laboral. Por eso, es fundamental dedicar, desde que se comienza a estudiar una lengua extranjera, un tiempo estable a memorizar vocabulario, a buscar todo lo que no se entienda en un diccionario y a aprender todas las palabras y expresiones que salen a nuestro encuentro en el tiempo de estudio. No te lo tomes como una tarea aburrida. Busca tu manera, la que se ajuste más a lo que tú consideras ameno, y ponte manos a la obra.

Si eres profesor, es fundamental que también trabajes en clase actividades que pueden ayudar a los alumnos a memorizar cierto vocabulario, aunque el mayor trabajo lo hagan en casa. Si en clase ya se practican estas técnicas de vez en cuando, tendrán mucho ganado. 

Técnicas para memorizar vocabulario en una lengua extranjera

— Hay estudiantes y alumnos que funcionan muy bien con los métodos tradicionales: largas listas de palabras divididas por sectores, ámbitos o campos y la memorización pura y dura a base de repetir y repetir. Aunque haya nuevas herramientas y se puedan utilizar medios más avanzados, si algún alumno funciona mejor de esta forma, adelante. Cada uno debe encontrar su ritmo y sus propios medios.

— Potenciar la parte visual es fundamental para el proceso de memorización. Asociar las palabras y expresiones con una foto o dibujo es una técnica excelente para memorizar de una forma rápida y segura para muchos estudiantes y alumnos. Existen los diccionarios visuales que son muy útiles en este caso. Por el contrario, el alumno puede realizar el suyo propio, lo cual lo motivará en el estudio, se entretendrá y aprenderá muchísimo.

— Existen juegos para realizar en equipos o por parejas con los que los estudiantes aprenden mucho. Claro, en este caso se necesitan compañeros de estudios. Consiste en la descripción de una palabra con señas y hay que adivinar, por parte del compañero, de qué palabra se trata. Este juego es muy útil y hace fácil y muy divertida la memorización, además de poner en práctica otras habilidades más personales.

— Igual que en el caso anterior, en vez de la mímica, el alumno o estudiante puede hacerlo mediante los dibujos. Se lo pasan muy bien, ríen y aprenden mucho a la vez.

— Una forma personal de estudiar vocabulario es mediante grabaciones. Los estudiantes y alumnos pueden grabarse ya sea leyendo las palabras, cantándolas, poetizándolas, dramatizándolas… Ya es las ganas que cada uno les quiera poner, además de la creatividad.

— Existen tarjetas en las que los alumnos pueden escribir por un lado la palabra y por el otro su significado en español. Esta manera de memorizar, mediante las técnicas y repeticiones que cada alumno escoja, es también muy eficaz. Muchos las acompañan de dibujos, todo lo que se pueda añadir y sirva como recurso, bienvenido sea.

— Existen juegos como el Kahoot que sirven como herramientas de aprendizaje y tienen muy buena acogida además de resultados sorprendentes entre los alumnos. Para ello, el profesor debe crear las preguntas y respuestas y después proyectar en el aula. A partir de aquí, los alumnos irán escogiendo de entre las 4 respuestas las que consideren correctas a las preguntas lanzadas. Finalmente, si el profesor lo desea, recibirá un informe personalizado con los datos de todos los alumnos para ver qué saben y qué no. Es muy divertido, lo pasan genial y el tiempo de respuesta lo hace todo.

Puedes usar el Kahoot con tus grupos de alumnos dejando que sean ellos los que lo hagan. Ellos mismos crearán sus preguntas y respuestas y ellos mismos lo expondrán a sus compañeros. Lo pasarán genial y practicarán y aprenderán mucho mientras preparan el juego y trabajan en equipos.

— El cine, las canciones, las series, los libros de lectura…, son una rica fuente de vocabulario que los alumnos y estudiantes deben de tener siempre muy presente a la hora de estudiar un idioma. Son especialmente ricos en expresiones que no aparecen en los libros de estudio. Por eso es muy aconsejable que los alumnos trabajen con estos materiales. A partir de aquí, la búsqueda en diccionarios y la repetición son los mejores aliados para la memorización, cada uno a su manera y a su propio ritmo.

— No te olvides de trabajar siempre acompañado de un buen diccionario, es lo que te hará avanzar en el estudio y resolver todas tus dudas. Como hemos dicho antes, los hay visuales, especialmente para principiantes, que pueden ayudarte mucho en parte del camino, si para ti esta técnica es mejor. Busca uno bueno, bilingüe para empezar y que pueda servirte en todo tu camino. Cuando ya tengas un nivel superior podrás usar los diccionarios monolingües.