¿Cómo evaluar a tus alumnos de lengua extranjera de forma online?

18 ago. 2020

#idiomas #recomendaciones

¿Cómo evaluar a tus alumnos de lengua extranjera de forma online?

Durante el confinamiento, hemos tenido que aprender de forma obligada a trabajar y dar clases de forma online. Nos guste o no, es una forma de trabajo que con el tiempo y las distintas circunstancias va ganando terreno y que poco a poco se va expandiendo en las enseñanzas de idioma. Una de las cuestiones fundamentales que les han surgido a los profesores es cómo evaluar ante esta nueva situación. Quizá ha llegado el momento de dar un giro fundamental a los procedimientos y herramientas, a las metodologías de enseñanza y aprendizaje. Porque, como todos los profesores se han dado cuenta, esta nueva forma requiere otra manera de enfocar las clases y de trabajar con los alumnos. Por eso hoy vamos a darte algunos consejos que seguro que podrán sevirte para trabajar tus clases online y, muy especialmente, para evaluar a tus alumnos, algo que sabemos que te puede llegar a preocupar muchísimo.

Algunos consejos para la evaluación online del aprendizaje de un idioma extranjero

— Tienes que hacerte a la idea que una clase online no puede ser exactamente igual que una presencial, pero con una pantalla por medio. Si así fuese, todos nos aburriaríamos muchísimo, desde los profesores a nuestros alumnos. Es fundamental que se haga una adaptación en la que los alumnos puedan adquirir las destrezas propias de las nuevas tecnologías y aprender partiendo de aquí. Por tanto, la evaluación tradicional no se sostiene con esta nueva metodología. De manera que igual tienes que replantearte la forma tradicional de puntuar con exámenes escritos constantemente.

— La actitud, una buena heramienta de evaluación. ¿Se conectan tus alumnos cuando les propones algún tipo de interacción? Fíjate además si entregan lo que les mandas, si hacen lo que tienen que hacer, etc. Evalúa, pon puntos también a todos estos parámetros y desde aquí podrás empezar a obtener calificaciones interesantes.

— Es fundamental que si trabajamos mediante un formato online, que se mida también el aprendizaje y la evolución de los alumnos en el manejo de programas, aplicaciones, etc. Hay que pedir ejercicios y trabajos en los que los alumnos tengan que utilizar este tipo de programas o herramientas. Es muy importante ser flexibles en este aspecto, como en todos, ya que para muchos alumnos es imposible la conexión a internet o es escasa y con ellos tendremos que pensar medios alternativos. También tenemos alumnos que tienen un ritmo de aprendizaje de usos de este tipo mucho más lento que el resto, que no les gusta o les cuesta más la adaptación. Es fundamental también tener muy en cuenta la edad de los alumnos porque si son jóvenes lo más normal es que estén acostumbrados a convivir con estas herramientas, mucho menos si son adultos y mayores.

— Utiliza o crea materiales audiovisuales para esta nueva forma de aprendizaje, ya que es fundamental que escuchen y vean. Es el paso más revolucionario que posiblemente tengas que dar para preparar tus clases a partir de ahora: dejar atrás las clases magistrales y hacer posible un tipo de explicación más dinámica, más visual e interactiva. Por tanto, las actividades que hagas para evaluar tendrán que ser del mismo tipo: que los alumnos preparen vídeos, presentaciones visuales, podscats, etc.

Internet es el gran diccionario enciclopédico de la actualidad. Esto quiere decir que pueden hacer muchas búsquedas, y eso les puede resultar beneficioso e interesante, las que tú como profesor consideres oportuno que hagan. Aprenderán mucho. Pero no lo pongas fácil para que copien y peguen, sino mejor haz que busquen, que extraigan información y que piensen un poco y elaboren las respuestas.

— Puede ser el momento de crear un blog o cada uno el propio o crear un blog colectivo que tú como profesor controles. En este espacio de colaboración se pueden subir píldoras gramaticales creadas por los alumnos, traducciones, reflexiones, etc. Puede ser intenso e interesante y puede ser muy divertido y motivador para todos ellos. Es necesario que se vaya gestionando durante todo el curso.

— Usa una plataforma como Classroom en la que tengas incluidos a todos tus alumnos, puedas pasarles actividades, ellos puedan entregarte las cosas que hacen y en la que puedas crear una carpeta que sea como una especie de biblioteca en la que te limites a subir libros que puedan ayudarlos, diccionarios, etc. Es una idea muy buena para trabajar lecturas o búsquedas. También puedes puntuar algún tipo de trabajo relacionado con la lectura de algunos de estos libros, te puede ayudar muchísimo.

— Y para asegurarte de que tus alumnos estudian y que controlan lo que han aprendido, o lo interiorizan, haz mejor exámenes orales. Todo dependerá del número de alumnos que tengas por grupos, pero lo que podrás hacer es entrevistas personales, entrevistas en parejas o grupos muy reducidos, hacer que hablen entre dos o tres, etc. Cuentas con muchas plataformas en las que tus alumnos podrán interactuar y podrás calificar de esta forma el aprendizaje más memorístico que han hecho.

En resumen…

Todas las propuestas anteriores son puntuables, es decir, que establezcas unos criterios de evaluación los primeros días de clase y que los expongas a tus alumnos. En estos criterios vas a explicar todo lo que vais a trabajar y cómo se va a puntuar. Esto hará posible que puedas tú obtener una puntuación del trabajo de los alumnos sin necesidad de recurrir a técnicas nada adaptadas a las nuevas tecnologías. Estas ideas básicas te pueden servir para realizar actividades que vaya más con este nuevo formato. De todas formas, el tiempo y al experiencia te llevarán a otras posibilidades y recursos y crearás tus propios medios y métodos para trabajar de esta forma. Recuerda que siempre tienes que pensar cómo pueden aprender los alumnos a través de las nuevas tecnologías, pero de una forma que te permita puntuarlos mientras la evaluación tenga que hacerse mediante una nota numérica.