Cómo elegir un buen libro de texto para tu clase de idiomas

16 sept. 2020

#recomendaciones #Formación

Cómo elegir un buen libro de texto para tu clase de idiomas

Aunque resulte a veces algo incómodo para los alumnos de un curso de idiomas, la necesidad de tener un libro de estudios es más que evidente. Con los idiomas no pasa como con otras materias, en las que es posible prescindir de este tipo de libros, ya que la necesidad de recursos y, especialmente, audiovisuales, es fundamental para que el alumno pueda profundizar en la lengua extranjera, aprender y soltarse a la hora de crear tanto textos escritos como orales. Por eso, hoy vamos a dar algunos consejos a los profesores de idiomas que necesiten escoger un libro o el más adecuado para sus alumnos, que les permita sacar el máximo partido al estudio y hacerlo de la forma más distraida posible.

No existe el libro de texto perfecto

Como profesor de lenguas extranjeras con experiencia sabrás que no existe la fórmula mágica en cuanto a libros de textos para conseguir todo en uno. Es decir, que es bastante difícil encontrar un libro de texto con todo lo que queremos o necesitamos para poder abordar el proceso de enseñanza con la máxima completud. Por eso, en muchas ocasiones y con la intención de hacer mejores clases y facilitarle las cosas a nuestros alumnos, siempre tenemos que acudir a material extra que complemente al libro de texto.

Con los años de trabajo te recomendamos que vayas recopilando material, que montes tus carpetas de recursos en distintos formatos para que puedas provecharlos en tus futuras clases. Pero hay que ir encontrándolos y hay que ir buscándolos. De todas formas, existen muchos libros de texto muy buenos que pueden ser de gran ayuda ya que contienen prácticamente todo lo que buscas.

Consejos a la hora de elegir un buen libro de texto para tu clase de idiomas

— Lo primero que tienes que hacer es hacerte con el catálogo de las editoriales especializadas en trabajar con este tipo de libros, con las que más recursos ofrezcan. Eso te permitirá tener una mayor amplitud y un mayor conocimiento del material que existe en venta para poder adquirirlo para tus alumnos. Recuerda que muchas editoriales, por no decir todas, ofrecen muestras gratuitas de sus libros a los centros de estudios. Pide a todas para que veas bien el libro, estudies las distintas posibilidades y decidas por los que verdaderamente merecen la pena y se ajusten a tus necesidades como profesor.

— No te limites solo a las grandes editoriales o las más reconocidas. Por supuesto que si tienen nombre, por algo será. Pero no dejes de acercarte también a otras posibilidades, aunque sean más pequeñas o limitadas, ya que a veces tienen materiales estupendos y muy buenos que pueden cubrir algunas de las necesidades que otras grandes editoriales no cubren por ser muy específicas.

— Sean de la edad que sean tus alumnos, no te olvides de escoger un libro de texto con material visual, ya que eso motiva mucho al aprendizaje además de ayudar muchísimo con la memorización. Controla que no se exceda, pero tampoco que falten.

— Recuerda que todos los libros tienen que tener un material auditivo para que los alumnos trabajen también esa parte. Por esto, no te olvides de escoger un libro que tenga CD o alguna aplicación desde la que los alumnos puedan escuchar las conversaciones, diálogos y actividades orales.

— Hay libros que quieren ser tan escuetos que no introducen en sus lecciones nada de explicación teórica. Está muy bien que lo hagan de una manera esquemática y rápida, pero es necesario que los libros contengan explicaciones básicas de la parte teórica, para que los alumnos las tengas siempre a mano y puedan recurrir a ella para resolver las dudas. No tiene que excederse y hacerlo de una forma pesada, pero sí tiene que aparecer. En caso contrario te supondría a ti prepararla y entregarla al alumno y ese es un trabajo innecesario y que puedes evitar.

— Los libros de textos que se utilicen en el aula de idiomas deben contener actividades de todo tipo: de repaso, de recoliación, de refuerzo… Esto es fundamental para que cada alumno, atendiendo a sus necesidades, las puedan usar en distintos momentos, puedan preparar bien el contenido e interiorizarlo.

— No te olvides de escoger un libro de texto que trabaje también la parte cultural. De esta forma, el estudio y el aprendizaje de una lengua extranjera será muchísimo más completo, además de ameno. Eso te asegurará alguna que otra clase más distendida y relajada.

— Todo dependerá del contexto y de la necesidad de cada alumno, pero sería conveniente que escogiese un libro de texto para tu clases de idioma que tuviese también una versión digital a la que el alumno pueda acceder. Eso a muchos les facilitaría el trabajo y se lo haría de lo más agradable.

— Es fundamental también que tu libro de texto tenga un cuaderno de ejercicios por tema, ya sea en el mismo libro o como un libro aparte. Esto es estupendo porque así los alumnos pueden trabajar sobre el mismo libro sin necesidad de cargar con cuadernos, ect. Además, garantiza que los alumnos vayan practicando a la vez que van aprendiendo.

— Y no te olvides de escoger un libro de texto que te aporte la guía del profesor. Estas guías son estupendas y ayudan mucho, con dinámicas y consejos para trabajar el idioma extranjero de la forma más completa posible con tus alumnos.

— Es necesario que el libro de texto que utilices para tu clase de idioma trabaje las destrezas fundamentales dentro de cada tema: comprensión de textos y oral, expresión escrita y hablada. Es necesario que los alumnos cuenten con recursos suficientes para prepararse estas cuatro partes básicas. En caso contrario, deberás tu buscar material complementario para el trabajo diario y fundamental.