Esami DELF/DALF

DELF/DALF DELF - Junior (B1)

El Diploma de Estudios de Lengua Francesa o examen DELF es un reconocimiento oficial para acreditar las habilidades lingüísticas en francés valoradas como básicas.

Tras la aprobación de dicho examen, se brinda al alumno un título de francés avalado por el Ministerio de Educación Nacional de la República Francesa.

El examen está dirigido a personas extranjeras y personas francesas provenientes de un país no francófono, quienes no cuentan con un diploma de la enseñanza pública secundaria o superior de Francia.

Existen cuatro diplomas correspondientes a los niveles establecidos por el Marco Común Europeo: DELF A1, DELF A2, DELF B1 y DELF B2.

El examen DELF Junior

En el nivel DELF Junior o nivel francés secundaria, se espera que los estudiantes tengan las siguientes capacidades:

- presentarse y presentar a otra persona,

- comprender instrucciones y anuncios orales sencillos,

- comprender textos cortos y sencillos,

- llenar un formulario con nombre, nacionalidad y otros datos personales,

- realizar un escrito sencillo y breve,

- responder preguntas sencillas,

- realizar preguntas sencillas a otra persona,

- saber cómo realizar una compra y pagar.

Cada prueba consta de 25 puntos. Para obtener el certificado de francés, el estudiante debe obtener un mínimo de 50 puntos sobre 100, con un mínimo de 5 puntos de 25 por cada prueba. De modo que obtener menos de 5 puntos en una prueba resulta en una nota eliminatoria.

Destrezas y habilidades a ser evaluadas

Las habilidades en el idioma francés son evaluadas en cuatro ámbitos: comprensión oral o auditiva, comprensión escrita o de lectura, expresión o producción oral y expresión o producción escrita.

La comprensión oral o auditiva implica comprender un mensaje o un anuncio, ya sea entre dos o más personas o a través de un medio público como la radio.

La comprensión escrita se refiere a la capacidad de comprender instrucciones sencillas en mensajes cortos de la vida cotidiana como cartas, correos, carteles, anuncios y otros, así como comprender un artículo informativo corto.

La expresión escrita se evalúa con base en la capacidad del estudiante de redactar un texto sencillo y breve, en un lenguaje claro y que atienda en su totalidad a las indicaciones dadas.

Las tres pruebas anteriores son realizadas a varios estudiantes al mismo tiempo, mientras que la expresión oral es evaluada de manera individual por dos examinadores con base en preguntas y respuestas sobre situaciones de la vida cotidiana.

Duración de la prueba

La comprensión oral consta de 20 minutos, durante los cuales el estudiante deberá realizar 4 ejercicios, escuchando audios y respondiendo a preguntas específicas.

La comprensión escrita tiene una duración de 30 minutos. Se conforma por cuatro ejercicios de lectura y la respuesta a preguntas específicas.

La expresión o producción escrita se realiza durante 30 minutos y tiene por objeto llenar un formulario y escribir un mensaje con un mínimo de 40 palabras.

La expresión oral tiene una duración de 5 a 7 minutos, con una preparación de 10 minutos.

Contenidos

Los exámenes DELF Junior contienen temáticas relacionadas con los adolescentes de manera que puedan expresarse y comprender situaciones cercanas a su vida cotidiana.

Para la evaluación de la comprensión oral, el estudiante escucha dos veces una serie de audios para después responder preguntas sobre los mismos, con apoyo de algunas imágenes relacionadas con el tema.

En la comprensión escrita se incluye la habilidad de llenar formularios con información personal y escribir mensajes sencillos con un mínimo de 40 palabras. Para ello, los correctores utilizan criterios de evaluación que incluyen la atención a las instrucciones, la corrección sociolingüística, la capacidad de informar o describir, el léxico y la ortografía, la sintaxis y gramática, así como la coherencia y la cohesión del texto.

La evaluación de la expresión oral se divide en tres partes: en la primera de ellas se espera que durante un minuto el estudiante sea capaz de hablar de su ambiente próximo, respondiendo preguntas sencillas sobre sus datos personales, gustos, actividades, etc.

La segunda parte, con una duración de dos minutos, está prevista para el intercambio de información, con base en una serie de tarjetas que contienen una palabra que el estudiante deberá convertir en pregunta para el examinador.

En la tercera parte, también durante dos minutos, se lleva a cabo un diálogo simulado con un juego de roles entre el estudiante y el examinador.

Para evaluar esta parte, los examinadores utilizan los siguientes criterios: saludo, presentación, respuesta a las preguntas, elaboración de preguntas, situación de la vida cotidiana, léxico, morfosintaxis y uso del sistema fonológico.

Cómo prepararse para el examen DELF junior

Existen numerosos sitios en línea donde es posible realizar algunos ejercicios de preparación para el examen DELF.

Por ello, es recomendable revisar la oferta de cada uno y tomar un curso o taller que incluya el apoyo de profesores capacitados para identificar las áreas en las que el estudiante requiere mejorar. Los talleres pueden realizarse en línea o de manera presencial, de acuerdo con las necesidades de cada estudiante.

Asimismo, es recomendable realizar ejercicios para preparar al aspirante tanto en la parte académica como en la emocional, al familiarizarlo con la metodología de evaluación.

Material didáctico recomendado

El Ministerio de Educación Nacional de la República Francesa, a través del Centro de Recursos de Ingeniería Documental, pone a disposición del público interesado una lista de libros y editoriales francesas y sitios en línea que son de utilidad para la preparación del examen DELF.

En la página del CIEP se encuentran también los manuales de entrenamiento al DELF elaborados por casas editoriales francesas.

Para el nivel DELF junior, se recomiendan las lecturas de Romain Chretien, Nelly Mous, Pascal Biras, Lucile Chapiro y Adrien Payet.

Cabe destacar el manual La ruta hacia el DELF A1 escolar y junior de Phillipe Liria y Jean-Paul Sige, el cual propone un método progresivo para aprender o revisar el léxico y la gramática muy útil para la preparación del DELF.

Asimismo, el manual contiene consejos y estrategias para presentar la prueba y exámenes en blanco que representan el contenido y el formato oficial de las evaluaciones escolares y junior.

Como se ve, el examen DELF nivel junior es ideal para certificar un nivel básico comparable con el nivel de un hablante nativo de secundaria.