Lo importante del examen CILS para obtener tu titulación de italiano

13 ene. 2020

#Italiano #titulo de italiano

Lo importante del examen CILS para obtener tu titulación de italiano

El examen CILS de certificación del idioma italiano está avalado por la Universidad de Siena y es uno de los diplomas oficiales más reconocidos internacionalmente. Evalúa las destrezas en el dominio de la lengua en seis niveles y cumple con los estándares normativos del MCER (Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza y evaluación). El centro CILS es, además, miembro de EALTA (Asociación Europea para la Examinación del Idioma) y miembro afiliado de ALTE (Asociación de Certificadores de Idiomas en Europa).

Los exámenes CILS, para obtener el título de italiano, evalúan las destrezas en tres niveles principales cada uno de ellos, con dos subniveles que se corresponden directamente con los de la tabla emitida por el MCER.

Niveles de certificación

- Nivel básico. Pueden aplicar niños, jóvenes y adultos con conocimientos elementales del idioma pero suficientes para desenvolverse en ambientes cotidianos e informales.

- Nivel medio. Más enfocado a jóvenes y adultos, evalúa nuestras habilidades para actuar en situaciones más o menos formales en las que se exige que asimilemos breves discursos, entablemos conversaciones de temas cotidianos y escribamos textos sencillos pero bien estructurados.

Contar con un certificado del nivel B2 nos será suficiente para cubrir los requisitos lingüísticos de la mayoría de los trabajos y centros educativos.

- Nivel avanzado. Este nivel está reservado para quienes tengamos la capacidad de entender, sin mucho esfuerzo, conversaciones complejas sobre las que podamos emitir nuestras propias opiniones utilizando un lenguaje claro y preciso. También debemos tener la aptitud de redactar textos fluidos y extensos en los que nuestras ideas se expresen nítidamente y sin rodeos.

Este es el nivel adecuado para docentes y profesionistas, cuya actividad requiere el uso y comprensión de un lenguaje técnico o muy especializado.

La certificación CILS no es un sistema secuencial, de manera que si nuestro conocimiento del idioma es el suficiente para aspirar al máximo grado, lo podremos intentar directamente sin la necesidad de contar con niveles de certificación inferiores.

Destrezas evaluadas

Sin importar el nivel que pretendamos, las áreas de evaluación son las siguientes:

- Comprensión: Auditiva y de lectura.

- Oralidad: Interacción verbal con otras personas y uso del lenguaje en la expresión de las ideas.

- Escritura: Capacidad de plasmar nuestros pensamientos de forma clara y en concordancia con las reglas gramaticales del idioma.

El dominio del idioma que debemos demostrar está adaptado conforme al subnivel (del A1 al C2) del certificado de italiano al que aspiremos que, a su vez, está adecuado al tipo de actividad que pretendemos desempeñar.

?Formato del examen

Para todos los niveles, las pruebas constan de cinco módulos, cuya duración varía en función del nivel del que se trate. Las secciones del examen las que vamos a enumerar:

- Prueba de audición: Después de escuchar un audio, se nos solicitará responder por escrito a una serie de preguntas.

- Gramática: En esta parte se analiza la estructura de la comunicación.

- Comprensión de lectura: A partir de la lectura de un texto, deberemos responder por escrito a las preguntas indicadas.

- Capacidad de expresión escrita: Habremos de escribir un texto sobre el tema que se nos indique.

- Capacidad de expresión oral: Hablaremos sobre un tema de nuestra elección durante el tiempo previsto.

Para obtener el certificado de cualquier nivel es necesario obtener un puntaje mínimo de 11 sobre un total de 20 para cada sección. En caso de no aprobar alguno de los módulos, no será necesario repetir todas las pruebas, sino solamente aquella que no fue aprobada. El plazo que se nos ofrece para repetir la prueba, en caso de encontrarnos en esta situación, es de 18 meses, pasados los cuales seremos exigidos a presentar de nuevo todo el examen.

Preparación para el examen

Una de las formas más seguras y eficientes de estar listos para las pruebas, la encontramos en los cursos específicos de preparación CILS, ya sean presenciales o en línea, y que han sido diseñados en concordancia con el nivel de examen a presentar.

Ahora bien, es importante señalar que los exámenes CILS no están ligados a ningún método particular de enseñanza, de modo que cualquiera que hayamos utilizado para obtener nuestros conocimientos será válido para presentar la prueba. En este sentido, estudiar nuevamente el material que sirvió para nuestra instrucción previa, y con el cual estamos familiarizados, es una forma que se recomienda ampliamente para preparar el examen.

Para ganar destreza en el área auditiva, aconsejamos escuchar noticiarios por la radio o la televisión, ya que estos medios ofrecen una excelente fuente de temas actuales, un alto nivel en el uso del lenguaje y una variedad muy rica de expresiones y acentos particulares que fortalecerán nuestra comprensión auditiva del idioma. Hoy en día, gracias a las plataformas de Internet, ya no existen barreras que nos impidan acceder a este tipo de contenidos.

Es también recomendable leer la Linee guida CILS, publicada por la propia Universidad de Siena, donde encontraremos una guía pormenorizada en italiano de los contenidos del examen.

Inscripción al examen

Es un procedimiento muy sencillo que podemos realizar en línea en el que visualizaremos diferentes alternativas de lugares y precios, entre las cuales elegiremos según nuestra conveniencia.

Por regla general, los exámenes de certificación CILS tienen lugar a principios de junio y de diciembre de cada año, de forma simultánea en todo el mundo.

Los formatos de inscripción no solicitan requisitos explícitos que pudieran limitar nuestra oportunidad de presentar los exámenes de cualquier nivel salvo los recogidos en la lista:

- Ser mayor de 17 años.

- Proporcionar nuestros datos personales en los formularios de inscripción correspondientes.

- Contar con una identificación vigente.

- Pagar las cuotas conforme al nivel de certificación buscado.

Presentación del examen

Todos los exámenes son de carácter presencial y se realizan en centros específicos autorizados por la Universidad de Siena para extranjeros, por lo que será necesario ubicar el sitio más adecuado para nosotros. Afortunadamente, existe una gran cantidad de centros autorizados alrededor del mundo, por lo que localizar alguno que nos convenga no será tarea difícil.

La certificación CILS amplifica nuestras oportunidades de obtener mejores empleos y de acceder a las más prestigiadas instituciones académicas. Recomendamos prepararnos en una academia de confianza que nos haga adquirir un buen nivel de italiano. El examen CILS garantiza que somos competentes en el idioma según diferentes niveles.