Consejos para estudiar un idioma extranjero

9 oct. 2020

#Exámenes #idiomas #consejos #Formación

Consejos para estudiar un idioma extranjero

Mucha gente joven y mayores por diversas causas se hacen el propósito de estudiar una lengua, pero no saben cómo hacerlo. Si eres uno de ellos, nosotros te vamos a dar consejos para estudiar un idioma extranjero partiendo de determinadas experiencias, para que puedas orientarte y comenzar debidamente.

Tener una motivación y mantenerla es esencial

En todas las proposiciones que te hagas en la vida con vista a conseguirla, debes saber por qué quieres hacerlo. Y para emprender el camino el aspecto emocional debe existir en tu cabeza y en tu corazón. Tal vez vayas a realizar un viaje a un país extranjero, o que te reúnes con una serie de amigos que saben un idioma determinado y de vez en cuando hablan entre ellos para practicar y tú te encuentras descolocado. Cualesquiera que sean las causas, las debe sentir y luchar por ellas. En tus reflexiones íntimas debes quedar constancia de que quieres aprender tal idioma, lo que quiere decir que vas hacer todo lo posible por estudiar tal idioma, para hablar tal idioma, etc.

Búscate un compañero

Al existir compañerismo y por qué no, también, competencia, os iréis estimulando, motivando mutuamente, y los avances serán continuos. Seguro que en buena armonía os propondréis metas a conseguir y ambos querréis ser el primero que la consiga. Pero la ventaja fundamental es que podéis emprender diálogos y seguro que os corregiréis uno al otro, con lo cual el avance está asegurado.

También trata de hablar contigo mismo

En modo alguno esta parte del método no se contradice con lo anterior. Lo ideal sería que pensases en el idioma que estudias para tomar mayor dinámica en la creación de frases, esto sirve de complemento al acompañamiento. Hablar contigo mismo en un idioma extranjero es una buena práctica, porque te ayuda a memorizar nuevas palabras y frases y además de sentirte más seguro cuando se presente la oportunidad de hablar con el compañero o cualquier otra persona y en voz alta.

Practica desde el primer día

Tu objetivo debe ser querer hablar desde el primer día y lo puedes hacer, no te quedes atascado. En tu mente deber estar grabado: “Aprendo un idioma para usarlo”. En el momento que puedas vete a una tienda, bar, restaurante etc. que estén regentados por personas nativas del idioma que estudias y pídele las cosas en su idioma, él te lo va agradecer y seguro que te ayudará. Además debes crear un entorno de idioma extranjero a tu alrededor. En tu habitación escribe canciones en el idioma que estudias, estudias con música del país del idioma que estás estudiando etc.

Aprende idioma relajado y divirtiéndote

La creatividad ha de estar presente constantemente en tu clase de idioma y fuera de ella. Por lo tanto te sugerimos que pienses en divertirte mientras aprendes y usa el idioma. Toma la decisión con tu compañero de estudio de hablar constantemente en el idioma para lo que sea, os podéis grabar leyendo un poema. Todo lo que puedas hacer para estar constantemente pensando en el nuevo idioma es muy efectivo.

Aprende de los niños

Según determinados experimentos, la edad no influye en el aprendizaje de un idioma como tal. No obstante, los niños logran dominar una nueva lengua con mucha mayor rapidez. ¿Por qué? Porque no temen equivocarse, les bastan con rectificar y continúan tan alegres.

Tú también debes aprender de tus errores, pues la clave para el crecimiento en cualquier faceta de la vida y también en el aprendizaje de una lengua, está en admitir que no lo sabes todo y aceptar ese hecho con total normalidad.

Para aprender hay que arriesgar

La mejor manera de desarrollar y mejorar tus habilidades es no tenerle miedo a situaciones incómodas. Independiente de tu nivel, jamás podrá hablar un idioma hasta que tires hacia adelante. Habla con extraños, no te importe, bromeas, etc. Cuanto más rápido cumplas esta fase, más pronto y diluido hablarás tu nuevo idioma. Solo así, te sentirás más seguro en nuevas situaciones que te surjan inesperadamente.

Aprende a escuchar

Naturalmente, debes aprender a escuchar antes de hablar. Es lógico porque al principio cualquier idioma desconocido suena extraño cuando lo escuchas por primera vez, pero en poco tiempo cuanto más trabajes en él, más cercano te resultará y más fácil te será hab lar correctamente.

Observa a la gente hablando

Todos los idiomas poseen diferentes requisitos para tus labios, garganta y lengua. Podemos asegurar que la pronunciación es un fenómeno tanto físico como mental. Aunque te parezca algo raro, merece la pena mirar a una persona cuando pronuncia palabras que tienen sonidos que te interesan para después intentar reproducirlos lo más cerca de él. Puede ser difícil al principio pero en pocos intentos lo lograrás. Si no te es posible, lo puedes sustituir  viendo películas y programas de televisión en el idioma que estás estudiando. Seguro que te dará resultados muy buenos.

Finalmente sumérgete en el idioma

Intenta absorber la mayor cantidad de conocimientos nuevos posible desde el principio y recuerda, que el mejor resultado del aprendizaje de idiomas es cuando la gente te responde. La capacidad de mantener incluso la conversación más simple ya es una gran recompensa.

Y no te preocupes, nunca molestarás a la gente si no hablas su idioma correctamente. Pero, es más práctico para que le surja el buen interés por ayudarte, advertirle que estás aprendiendo su idioma y que te gustaría practicar, seguro que la mayoría corregirá pacientemente tus errores, te apoyará y disfrutaréis tanto tú como él.