Cómo superar un mal momento personal a través del estudio de una lengua extranjera

18 sept. 2020

#idiomas #recomendaciones #Formación

Cómo superar un mal momento personal a través del estudio de una lengua extranjera

Hay veces en la vida que ciertas personas necesitan un descanso del ruido y de la rutina que conlleva el día a dia. Bajarse del estrepitoso hacer, frenar y replantearse quiénes son o qué quieren. A veces, estos momentos de reflexión son más dolorosos de los que nos gustarían y necesitamos más tiempo del previsto. También puede pasar que sea una circunstancia externa que nos paralice y la que nos lleve a aislarnos, a necesitar tiempo para nosotros mismos y a tomar ciertas decisiones o simplemente a realizar duelos, pausar y alejarse de todo. Pero también puede darse el caso de costar mucho volver a la realidad porque el estado de apatía nos supera. ¿Sabías que estudiar una lengua extranjera puede ayudarte a conectar contigo y con el mundo, a que te sientas mejor y a que poco a poco vuelvas a tu vida? En el artículo de hoy te vamos a ayudar a que así sea.

El estudio de las lenguas extranjeras en tiempos de crisis personales

Salir de una crisis personal no es nada fácil. A veces no tenemos impulso suficiente para hacerlo por nosotros mismos. Ni siquiera la compañía y el constante intento de las personas que más se quieren pueden conseguirlo. Es normal necesitar en ciertos momentos de la vida ayuda de algún profesional que guíe y acompañe. Entre estos, muchos de ellos aconsejan realizar actividades nuevas como el estudio de lengas extranjeras, con la intención de a mimar al paciente y de recobrar su ilusión. ¿Sabes cómon puede ayudar el estudiar un idioma nuevo en estos tiempos?:

— El marcarse nuevos objetivos, a veces antes impensables, es una buena manera de comenzar a salir de una crisis personal. Se trata de crear una nueva realidad fuera del estado de desencanto que supone una crisis. Es como abrir una puerta que de una manera inesperada puede dar luz a muchas vidas.

— Estudiar una lengua extranjera nueva supone superación, de quién se era antes, de quién se es en el momento en el que se toma la decisión. La posibilidad de proponerse objetivos de trabajo semanales e irlos superando y concretando, por muy pequeños que puedan parecer, son una opción increíble ante los estancamientos. Es estar en conexión contigo, recordar que ppuedes hacer lo que te propongas, saber que vales y que lo que haces tienes valor, lo que te permitirá salir de la crisis y de la tristeza. La confianza en uno mismo mejora mucho en un proceso como es el de estudiar una lengua extranjera.

— Aprender un idioma siempre lleva consigo inevitablemente conocer a gente nueva. Si vas a una escuela, que te lo aconsejamos mucho si estás triste para obligarte al contacto continuo con otros, o si lo estudias por tu cuenta, deberás contactar con personas nativas, hacer el esfuerzo de practicar con otros, encontrar compañeros de esta nuevo camino. Vas a conectar con gente sana, con un objetivo en común contigo y eso genera muchos lazos y posibilidades para abrirte, sentirte más acompañado y mucho mejor en tu proceso personal.

— Si decides estudiar una lengua extranjera, eso, inevitablemente, te va llevar a viajar tarde o temprano. Es decir, que vas a salir del estado de parálisis en el que te encontrabas antes de tomar la decisión. Conocer sitios nuevos, conectar con otras personas diferentes no solo es bueno para el ánimo, es necesario en situaciones complicadas. Por eso, no dejes de preparar el viaje y de hacerlo. Desde el momento en el que te planteas hacerlo, ya estás moviendo tus energías, tus ilusiones, tus ganas. Todo es síntoma de un pequeño cambio.

— El estar activo intelectualmente es una buena herramienta para cambiar tus pensamientos. Posiblemente, en un momento de crisis, estarás inmerso en pensamientos negativos o de incertidumbre que te provocan malestar. Si te concentras en estudiar una lengua extranjera, estarás ocupado intelectualmente y los pensamientos negativos disminuirán y a ratos incluso desaparecerán. Es una buena herramienta para sentirte mejor, para vibrar en buena sintonía durante ratos que, ya verás, con el tiempo se irán prolongando.

— La cantidad de puertas laborales o académicas que pueden abrirte los idiomas harán posible que des un giro considerable a tu vida, si así lo deseas. Es una oportunidad de cambio físico también.

En conclusión

El estudio de una lengua extranjera es una opción excelente para empezar de nuevo, para crearte una nueva realidad mucho más feliz y satisfactoria si es lo que necesitas en algún momento de tu vida. Aprender siempre trae cosas buenas y mucho más si aprendes un idioma que, inevitablemente tal y como hemos visto, además podrás materializar con títulos, personas, momentos, etc. Se trata de un camino repleto de experiencias que ayudarán a sacarte del estado de estancamiento en el que te encuentras inmerso. Una nueva oportunidad para salir y conquistarte a ti y al mundo. Porque estudiar una lenua extranjera todo lo que trae son cosas buenas, muy buenas.

Te aconsejamos que escojas un idioma que te guste y que te genere ilusión aprenderlo, para que el camino sea verdaderamente satisfactorio y para que avances y veas resultados, lo cual te llenará de ilusión y de plena confianza en ti mismo.

Si lo necesitas, busca a personas que hayan vivido previamente esta experiencia, ellos mismo podrán explicarte qué les supuso este aprendizaje, este camino, esta experiencia. Puede ser muy inspirador, además de ayudarte y de sentirte más arropado y seguro en el camino si lo necesitas para empezar.